Video 180: En esto creo

.

Video musical que nos empuja a cantar y a proclamar la alegría de nuestra fe. Creer no es lo que yo hago por Dios, sino más bien es la respuesta que surge en mi corazón y en mi vida ante lo que Dios ya ha hecho por mí.

 

duo2

Anuncios

Ponencia de Onofre Sousa (14-06-2014)

.

Aquí tienes el audio de la ponencia de Onofre Sousa en el Consejo Pastoral Diocesano de San Sebastián del pasado día 14 de junio, que tuvo lugar en el Salón de Actos del Seminario Diocesano. Una reflexión acerca de los laicos y la nueva evangelización desde la Exhortación Apostólica Christifideles Laici del año 1988 de S. Juan Pablo II.

“Me pidieron dar una ponencia pero yo lo único que sé hacer es predicar, exhortar e inspirar” (Onofre Sousa).

http://www.ivoox.com/player_ej_3222326_2_1.html?data=lJeflJiWeo6ZmKiakpWJd6KkkZKSmaiRdo6ZmKiakpKJe6ShkZKSmaiRlNDixtPQy8aPqMafsNPcyNfJb7Tj1tjOjcrSb8bgjKjc0NjJrtCfscbg1tTWpc2fpc7cxcrXpY6ZmKiasNrJutCfscrb1srHs9Tohqigh6adt46ZmKialg%3D%3D&

Consejo Pastoral Diocesano San Sebastián

.

El sábado día 14 de junio, hemos sido invitados a dar una ponencia en relación con la Exhortación Apostólica Christifideles Laici, ante el Consejo Pastoral Diocesano de San Sebastián. Será en el contexto de la asamblea plenaria que tendrá lugar dicho día en el salón de actos del Seminario Diocesano de San Sebastián.

EPK 14-06-2014

Será una buena ocasión para hacer una reflexión acerca de la nueva evangelización y los laicos, cuya vocación y misión en la Iglesia y en el mundo tiene tanta relación con ese llamado que el Espíritu Santo está dirigiendo hoy a la Iglesia. Damos gracias a Dios por esta oportunidad de hablar ante el Consejo Pastoral Diocesano, ya que representa al Pueblo de Dios en la expresión de nuestra querida Iglesia diocesana.

Icíar y Onofre

Semana de Evangelización 2014

banner arde complutum (2014)

Al igual que el año pasado, estaremos presentes en la Diócesis de Alcalá de Henares para apoyar esta semana de evangelización, Arde Complutum 2014. En esta ocasión, no estaremos durante toda la semana sino los primeros días de misión conjunta en Alcalá de Henares.

Una gran oportunidad de formación, fraternidad y evangelización a tiempo completo al estilo de las primeras comunidades de los Hechos de los Apóstoles. Iremos por las calles, casas y plazas para compartir y anunciar la Buena Noticia de Jesucristo a todos aquellos que nos encontremos y que el Señor vaya poniendo en nuestro camino.

Si quieres vivir un tiempo de gracia que impactará tu vida cristiana, no dejes pasar esta oportunidad de vivir y compartir una semana de evangelización en la que verás milagros y signos de la presencia de Dios en medio de su Iglesia en misión.

“Llenos del Espíritu Santo, predicaban con valentía la Palabra de Dios”

(cf. Hch 4,31)

 

Video 179: Amarte con locura

.

Video musical de Huellas de Fuego que interpreta este tema, Amarte con locura, en el que se aprecia cómo es el amor de Dios llenando el corazón del ser humano. Una invitación a responder y a corresponder al Amor de los amores que nos empuja a cantar y a proclamar su gran misericordia y fidelidad por cada uno de nosotros.

 

duo2

Video 178: No puedo parar

.

Video musical del cantautor católico Jon Carlo que nos introduce en el río del Espíritu Santo para no parar de cantar y de alabar a Dios en este tiempo gozoso de la Pascua. Un canto que nos invita a hacer de nuestra vida una ofrenda al Señor para llevar a los hombres y mujeres de nuestro tiempo la Buena Noticia de que Cristo vive…

 

duo2

Vigilia de Evangelización VI

 

banner vigilia evangelizacion 2014 (17-05b)

El sábado día 17 de mayo, llevaremos a cabo la tercera Vigilia de Evangelización de este año 2014 y la sexta desde el comienzo. Se convoca desde la Delegación de Apostolado Seglar y Nueva Evangelización de la Diócesis de San Sebastián y es la basílica de Santa María del Coro el punto de referencia para esta nueva acción misionera (noticia en la web de la Diócesis).

Comenzaremos con una pequeña exhortación, un tiempo de adoración para pedir el don del Espíritu Santo y así poder ser enviados a la calle para llevar el amor de Dios a nuestros conciudadanos y a todos aquellos que el Señor vaya poniendo en nuestro camino.

Te invitamos a participar en esta expresión de Nueva Evangelización para poder presentar a un Dios cercano y una Iglesia que es capaz de salir de sí misma para ir a las periferias. ¡Te esperamos!

Salgamos, salgamos a ofrecer a todos la vida de Jesucristo… prefiero una Iglesia accidentada, herida y manchada por salir a la calle, antes que una Iglesia enferma por el encierro y la comodidad de aferrarse a las propias seguridades… Si algo debe inquietarnos santamente y preocupar nuestra conciencia, es que tantos hermanos nuestros vivan sin la fuerza, la luz y el consuelo de la amistad con Jesucristo… sin un horizonte de sentido y de vida… espero que nos mueva el temor a encerrarnos en las estructuras… en las normas… en las costumbres donde nos sentimos tranquilos, mientras afuera hay una multitud hambrienta y Jesús nos repite sin cansarse: ¡Dadles vosotros de comer! (Mc 6,37). (Evangelii Gaudium, 49)

Cartel evang. San Sebastian 2014 (Santa María)b

Pasión por la Unidad

.

Hace unos días recibí por correo postal cierta información de una comunidad católica con vocación ecuménica, en cuya presentación encontré un apartado titulado Pasión por la Unidad. Tengo que reconocer que el tema de la unidad, ad intra y ad extra, siempre ha sido algo que me ha interesado de manera especial; sin embargo, también he sido bien consciente de que se trata de un tema delicado que es necesario conocer bien para manejarlo cada día mejor.

El punto de partida de la unidad, tanto en el interior de la Iglesia como en relación con los hermanos separados, lo encontramos en el mismo Jesucristo: Que todos sean uno. Como tú, Padre, en mi y yo en ti, que ellos sean uno en nosotros, para que el mundo crea que tú me has enviado(Jn 17,21). No cabe duda de que no estamos hablando de algo accesorio o sin importancia, ya que forma parte del deseo más profundo de nuestro Señor. Debemos creer en la unidad visible de la Iglesia y debemos trabajar por esta unidad con todas nuestras fuerzas.

111

Esta unidad, que el Señor dió a su Iglesia y en la cual quiere abrazar a todos, no es accesoria, sino que está en el centro mismo de su obra. No equivale a un atributo secundario de la comunidad de sus discípulos. Pertenece en cambio al ser mismo de la comunidad. Dios quiere la Iglesia, porque quiere la unidad y en la unidad se expresa toda la profundidad de su ágape” (Juan Pablo II, Ut Unum Sint.9).

Por supuesto, no podemos caer en el error del diálogo ecuménico olvidando y descuidando la unidad interior; de poco nos serviría trabajar por la unidad con nuestros hermanos separados si tenemos nuestra propia casa sin barrer. Tampoco podemos concebir un ideal ecuménico que nos pudiera llevar a un sincretismo conciliador, que en el fondo podría convertirse en un nuevo totalitarismo armonizador que prescinde de las convicciones más profundas, de las cuales no somos dueños. No serviría de nada una apertura diplomática que pasa por encima de las diferencias para evitar problemas, porque sería un modo de engañar al otro y de negarle el bien que hemos recibido como un don para compartir generosamente.

Sin embargo, y teniendo muy en cuenta todo lo anterior, no podemos olvidar que “el empeño ecuménico responde a la oración del Señor Jesús que pide`que todos sean uno´ (Jn 17,21)“, como nos dice el Papa Francisco en su Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium (244). Solo esto lo convierte ya en una tarea impostergable e ineludible de la Iglesia del tercer milenio. Por eso es que necesitamos hablar de pasión por la unidad, la misma que el Espíritu Santo suscitaba y hacía posible en la primera comunidad cristiana y que hoy continúa obrando en medio de nosotros.

Los creyentes vivían todos unidos y tenían todo en común… El grupo de los creyentes tenía un solo corazón y una sola alma: nadie llamaba suyo propio nada de lo que tenía, pues lo poseían todo en común (Hch 2,44; 4,32). Encontré este último versículo en otra versión bíblica, con un lenguaje quizás más claro todavía: Todos los creyentes, que ya eran muchos, pensaban y sentían de la misma manera.

222

Es claro que el punto central de todo esto, especialmente si volvemos a leer despacio y con calma el versículo 21 del capítulo 17 del Evangelio de Juan, nos daremos cuenta enseguida que es el siguiente: para que el mundo crea”. El Papa Francisco lo explica muy acertadamente y con un lenguaje diáfano que nos inspira y nos motiva a la acción: “La credibilidad del anuncio cristiano sería mucho mayor si los cristianos superaran sus divisiones y la Iglesia realizara la plenitud de catolicidad que le es propia, en aquellos hijos que, incorporados a ella ciertamente por el Bautismo, están, sin embargo, separados de su plena comunión… el ecumenismo es un aporte a la unidad de la familia humana… Dada la gravedad del antitestimonio de la división entre cristianos, […] la búsqueda de caminos de unidad se vuelve urgente… el empeño por una unidad que facilite la acogida de Jesucristo deja de ser mera diplomacia o cumplimiento forzado, para convertirse en un camino ineludible de la evangelización” (EG 244-246).

Como pude leer en la página web de otra comunidad católica con vocación ecuménica, estamos llamados a evangelizar, acompañar, consolar y unir. Si no estamos unidos entre nosotros, difícilmente vamos a poder tener consuelo y consolar a los demás; cuando falta el consuelo, no somos capaces de acompañar a nadie; sin acompañar, no es posible evangelizar ni cumplir la tarea que nos ha sido encomendada. La unidad, en todos los sentidos, está en la base y es fundamento que hace posible todo lo demás.

Recuerdo haber leído hace tiempo algún artículo sobre este tema, escrito por el iniciador de un portal católico, tomando también como punto de partida la oración de Jesús al Padre del capítulo 17 del Evangelio de Juan. Él decía que la unidad impacta, cala, toca, eleva, maravilla y cuestiona a quien se encuentra con ella. Esto es cierto porque vivimos en un mundo roto por las divisiones y anestesiado de individualismo; por eso, la sintonía de la fe compartida y vivida con un mismo corazón y una sola alma es capaz de resquebrajar los muros de indiferencia que nuestra sociedad le ha levantado a Dios.

333

La estrategia del demonio ha sido siempre la misma a lo largo de los siglos: divide y vencerás. Busca la separación, la confrontación y el odio. El Espíritu Santo une y hace posible la unidad. Porque Cristo es nuestra paz, Él que ha hecho que los dos sean uno, destruyendo el muro de la separación, la enemistad (Ef 2,14). Es verdad que produce una gran tristeza ver una Iglesia dividida, pero quizás sea más triste aún comprobar que hay muchos creyentes que prefieren autodefinirse o dividir la Iglesia en facciones o partidos (progresistas, conservadores, etc.).

Cuando estemos dispuestos a dejarnos de mirar el ombligo para levantar la mirada y buscar el bien del Cuerpo en su totalidad, la Iglesia, aprenderemos a dejar nuestras zonas de confort y salir de una fe encerrada en el subjetivismo. De esta manera podemos evitar que la vida de la Iglesia se convierta “en una pieza de museo o en una posesión de pocos“, como dice el Papa Francisco. Por eso es que nos encontramos con los que “prefieren ser generales de ejércitos derrotados antes que simples soldados de un escuadrón que sigue luchando” (EG 96).

Como sigue diciendo el Papa en su Exhortación Apostólica, debemos evitar lo anterior poniendo a la Iglesia en movimiento de salida de sí, de misión centrada en Jesucristo, de entrega a los pobres. El Papa nos está pidiendo “un testimonio de comunión fraterna que se vuelva atractivo y resplandenciente. Que todos puedan admirar cómo os cuidáis unos a otros, cómo os dais aliento mutuamente y cómo os acompañáis:`En esto reconocerán que sois mis discípulos, en el amor que os tengáis unos a otros´ (Jn 13,35). Es lo que con tantos deseos pedía Jesús al Padre:`Que sean uno en nosotros […] para que el mundo crea´ (Jn 17,21)… ¡Estamos en la misma barca y vamos hacia el mismo puerto!” (EG 99).

Onofre Sousa

De Pascua a Pentecostés

banner llama2 sin fechas (pascua a pentecostes)

El camino de la Pascua nos marca un itinerario fascinante que culmina en la solemnidad de un nuevo Pentecostés. El Espíritu Santo desea preparar nuestros corazones para que pueda habitar en cada uno de nosotros y así traer renovación a nuestras vidas, en la Iglesia y en el mundo entero.

A los 50 días de la Pascua, los judíos celebraban la fiesta de las siete semanas que en sus orígenes tenía carácter agrícola; más adelante, esta celebración conmemoraba la Alianza del Sinaí que había tenido lugar unos 50 días después de la salida de Egipto.

Se trata de un camino en el que la Iglesia va peregrinando con gozo en la alegría pascual, disponiendo y preparando la tierra para ser empapada, de manera que la semilla pueda germinar, crecer y dar fruto abundante. Una nueva efusión del Espíritu Santo hará posible que nuestros corazones ardan con el fuego del amor de Dios para avivar la llama de una Iglesia misionera y evangelizadora.

pentecostes

Te invitamos a unirte en oración en este tiempo de Pascua para clamar con fuerza por un nuevo Pentecostés, especialmente desde el viernes día 30 de mayo hasta la víspera de Pentecostés, día 7 de junio. Es una novena o cadena de oración de 9 días que transcurre entre la Ascensión del Señor y el día de Pentecostés, un tiempo especial para prepararnos e invocar al Espíritu Santo para que regale a su Iglesia un nuevo Pentecostés.

¡Ven, Espíritu Santo! Llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos el fuego de tu amor. Renueva la faz de la tierra. ¡Ven, Espíritu Santo!

Video 177: Para Siempre

.

Video musical interpretado por la cantautora estadounidense Kari Jobe que proclama el grito gozoso de la Pascua: ¡Él está vivo! Para siempre ha resucitado y es glorificado Aquel que entregó su vida por cada uno de nosotros. Un canto muy apropiado para este tiempo que nos llena el corazón de gozo, del gozo del Resucitado. ¡Cantamos Aleluya!

 

duo2